lunes, 13 de diciembre de 2010

TE QUIERO DESDE MI ORDENADOR Y EL TECLADO ES EL LATIDO DE MI CORAZON


Delante de mi ordenador
como todas estas noches,
siento una triste ternura,
cuando estas ausente,
mis manos acarician las teclas,
las miman, las quieren,
te llevan palabras,
en forma de verso y en forma de amor,
olerán como las flores más bellas
y a través del espacio,
entre una inmensidad,
de estrellas y luces,
acabarán reposando en tus pensamientos,
el silencio me ahoga
y no deja salir las palabras de mi garganta,
sigo acariciando las teclas
y que sean ellas las que te sienta,
sobre tus dedos, sobre tu alma,
dentro de tu corazón,
quiero que se filtren a través del aire
y que la lluvia, del viento y de la vida,
sigue el silencio por todas partes
y sigue entrando en mi cuerpo,
como los espíritus en la oscuridad,
esas letras del teclado que cada día toco,
las siento como si estuvieras cerca,
siento tu dulzura en cada palabra que escribo,
en cada palabra que te envío,
ellas son cúmulos de cosas tuyas,
ansiosas de amor,
las rodeo con mis manos y te abrazo,
y las beso con las yemas de mis dedos,
para amarte,
sin ellas, yo no soy nada para ti,
sin ti, ellas no son nada para mí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario